LA SUPERCOM Y EL TRISTE FINAL DEL INQUISIDOR

 

En el año 2013, con del nombramiento de Carlos Ochoa como titular de la Superintendencia de la Comunicación SUPERCOM, él tenía la oportunidad histórica en el quehacer al frente de la comunicación en el Ecuador y el 20 de marzo del año 2019, el Juez Marco Rodríguez lo llamó a juicio, acusado del presunto delito de “falsificación ideológica de documento público”

 

LA SUPERCOM Y EL TRISTE FINAL DEL INQUISIDOR

NI TRANSAMOS, NI NEGOCIAMOS… OBEDECEMOS

La Constitución ecuatoriana, que dispone que las personas, tienen derecho a recibir una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa.

Bajo ese mandato constitucional, en el año 2013, se posicionó al Licenciado en Ciencias de la Información Carlos Ochoa Hernández como Superintendente de la comunicación.

Desde la posesión del superintendente de la comunicación, el Ecuador empezaba a correr en el ambiente un “aire INQUISIDOR”, como el fundado en el año 1184 y que hace referencia a las entidades dedicadas a la supresión de la herejía en el seno de la Iglesia católica en la era medieval.

 

Como consecuencia de esto hubo persecuciones de quienes pensaban de manera diferente a la visión oficial.

Candidatos de la Provincia del Carchi

Candidatos a la Prefectura del Carchi y Alcaldías de sus Cantones.

Candidatos de la Provincia del Carchi

El pasado viernes 21 de diciembre del 2018 se finalizó el proceso de inscripción de candidaturas, dónde las organizaciones políticas registraron a sus candidatas y candidatos.

Para el proceso electoral venidero, Carchi cuenta con un total de 145.051 electores, de los cuales 72.034 son hombres y 72.017 son mujeres. Ellos estarán distribuidos en un total de 478 Juntas Receptoras del Voto (JRV) en los seis cantones del territorio provincial.

 

VENEZUELA, PARA QUIEN TENGA LA INTELIGENCIA Y LOS COJONES

En Venezuela, parece imponerse LA IMBECILIDAD COLECTIVA, la de aquellos que porfían por mantenerse en el poder a pesar de su rotundo FRACASO o la de aquellos que por llegar a él, no miden el RIESGO DE MUERTE de su propia gente, si ellos mismos piden la entrada del imperio que asesina en nombre de la libertad. Un llamado urgente a la cordura al pueblo venezolano.

 

 

VENEZUELA, PARA QUIEN TENGA LA INTELIGENCIA Y LOS COJONES

 

La historia del Ecuador, de finales del siglo XX y los inicios del siglo XXI debería servir de ejemplo para reinventar a Venezuela.

La adopción del dólar en la vida de los ecuatorianos, eliminó los peligros de la hiperinflación, que sumada al precio de las materias primas en el mercado internacional, permitieron la estabilidad política y el crecimiento económico.

En Venezuela el problema no es la democracia o la dictadura, tampoco la intervención extranjera, el problema es estructural.

Que sea capaz de entender que no es problema de obediencia ciega de la Constitución, sino de los problemas estructurales del país.

Me gustaría que Venezuela, sea gobernada por quien tenga el coraje para eliminar el Bolívar como su moneda y la cambie por una divisa fuerte.

Para quien pueda reexpresar los precios de los combustibles y de los artículos de primera necesidad al nivel de los precios en los países vecinos y de esta manera terminar con el desangre de los recursos y la corrupción producto del contrabando.

LOS IMPUESTOS Y EL GASTO “ALEGRE DE LOS RECURSOS”

No discuto la obligación cívica del pago de los impuestos por parte de los ciudadanos, pero les exijo a las autoridades “coherencia”.

 

LOS IMPUESTOS Y EL GASTO “ALEGRE DE LOS RECURSOS”

 

En el Ecuador, en los primeros meses del año, nos pide a los ciudadanos hacer la declaración del impuesto a la renta y hacerlo esta vez en particular deja en mi espíritu una sensación de indignación y de amargura.

Porque siento que el pago de mis tributos caen en una especie de “agujero negro, sin fondo” de donde no pueden escapar, por lo tanto NO se reinvierten, ni retornan en obras tangibles, útiles y necesarias, para mejorar la vida de los ciudadanos, tengo la sensación que se pierden en un mar de obras inconclusas, en algunos casos inútiles, con fallas estructurales, con sobreprecios inaceptables, producto de los errores y abusos reñidos con la ética de los gobernantes, que al parecer los manejaron, las manejan y las manejarán con “alegría, ligereza  y desparpajo” los recursos financieros públicos.

Más artículos...