Las sensaciones del alba

Cómo quisiera describir las sensaciones del alba, de cuando me enredo en tus cabellos de puro ébano, soltar al misterio las dulías de mis suspiros por tu magia y tus encantos.

Quizá el divino misterio sea quien dibuje en mí la luz para desprender desde el Absoluto todo lo que un mago requiere para su iluminación total.

Decirte que lo etéreo no me es nada si la flor de tu piel no me acompaña en mis sueños, decirte que la atrevida locura que se me despierta por un beso tuyo me ensombrece el alma misma…

Un canto a la luz de la luna evoca antiguas vidas de adoración, antiguas vidas desde donde comenzó el idilio del cielo y la tierra, donde el horizonte es el punto de encuentro de nuestros cuerpos en el mundo del dios de las mil risas, saciando una sed perpetua, inmarcesible, inmutable, inmensa, inmanente…

SOLILOQUIO DEL MISTERIO

Y así cuando el padre trueno habló durante la tormenta, comprendí que ser un hijo de Dios me confiere la potestad de volverme un viento sobre el mar oscurecido, furioso, soberbio y enfrentado con los cielos llenos de electricidad y misterio.

 

¿Qué diría mi diosa de cabellos negros cuando me mire corriendo sobre las aguas apasionadas? Quizá que nací para ser eternamente la Luz, el Poder y la Fuerza que sustentan a los universos.

 

Cuando Lemuria se perdió, nosotros, Los del Color de la Luna, dormimos en el silencio de la historia, bogando entre las aguas ya febriles, ya mansas; protegiendo los arcanos del dios de las mil risas.

 

Los dragones venían con nosotros a la danza con la música de las esferas, para recordar que el Gran Espíritu ha alimentado nuestras esencias. Fuimos los amantes del infinito, de los espacios eternos y los viajes hacia sitios más ocultos.

EL NACIMIENTO DEL PRIMER DRAGÓN

En un principio, el mundo no tenía cosas muy bonitas, parecía como si a las hadas les hubiera faltado poner un poco más de magia en la naturaleza.

 

Las hadas era muy trabajadoras, pero demasiado serias y aburridas, todas, con excepción de  MÁGICA quien era feliz siempre; su sonrisa era como un hechizo, aquel que la miraba, sentía una intensa felicidad durante toda la vida.

 

Un día de invierno que se presentaba demasiado frío y triste, MÁGICA decidió darse a la tarea de encontrar una solución que cambiara para siempre al mundo. Lo que hizo fue grandioso, algo que desde hace mucho, mucho, pero muchísimo tiempo ha quedado grabado en la mente de las personas; pues el día en que MÁGICA, mezclando lo necesario,  creó al primer dragón.

Non ego, Don Quijote, non ego.

Vías tantas aquellas de la elocuencia

que te transportan al silencio y al misterio,

un suspiro de azul hidalgo en la demencia

de hablar no vulgata como pájaro de monasterio.

 

Non ego, Don Quijote, non ego,

amoris Dulcinea en el velo de tu magia,

non ego, la alquimia en tu espada y en tu ruego,

surgen destellos alegres de un presagio que se presagia.

Más artículos...