PADRE

Valoración del Usuario:  / 3

 

Un campaneo de identidad del hombre TULCANEÑO  Jorge Humberto Mora Burbano en el cincuentenario de su muerte.

26 de diciembre de 1966 - 26 de diciembre 2016

 

PADRE

Un campaneo de identidad

 Mi padre-1

Hombre nacido de las entrañas de mi pueblo,

en el fuego que se escapó de los volcanes,

y que aprendió a caminar en solitario,

sin el abrigo de su madre.

 

Creador de cayados, enraizados en la tierra,

firmes, claros y seguros

para señalar  los caminos de tus hijos,

porque tenías que emigrar al infinito.

 

Leer más:PADRE

Un canto a la vida

Valoración del Usuario:  / 5

Una gota de nostalgia por los jóvenes TULCANEÑOS Luis Armando en el 50° aniversario de su nacimiento y 30° de ausencia.

Y  Rubén Darío para cantar, desbordar de alegría y alejarse.

 

Un canto a la vida

 

Apasionados del rumor de la guitarra,

de las canciones de amor,

de la risa y los amigos,

de la vida.

 

Leer más:Un canto a la vida

Tiempo de cometas

Valoración del Usuario:  / 4

TIEMPO DE COMETAS

De: Jorge Mora Varela

Aquella tarde el viento soplaba con fuerza y el hombre apoyado al barandal de su casa miraba el horizonte con atención y mientras lo hacía dibujaba una sonrisa, pues había descubierto una “cometa” en el cielo, que danzaba con suavidad entre las nubes en gama de amarillo que anunciaban la llegada de la noche y parecía que el pequeño volador se iba de la mano con la luz del día.

  • -        ¿Por qué sonríes abuelo? , le preguntó un pequeño niño de ojos vivaces
  • -        Solo miraba la cometa, respondió con alegría.

Sabes dijo: por un momento regresé a mi niñez en mi pueblo en la Provincia del Carchi, mientras se sentaban los dos en la vieja banca desde donde se miraban las montañas teñidas con los colores del atardecer.

Leer más:Tiempo de cometas

SIMÓN Y LOS DUENDES

Valoración del Usuario:  / 4

Del realismo mágico de la Provincia del Carchi

 

SIMÓN Y LOS DUENDES

jorge.relatos-03

Levantarse

La “amistad” entre mi hijo y su perro, rompía con todas las reglas de la casa; el hermoso pastor alemán de cuatro años de edad, dormía a los pies de la cama de mi hijo quien a sus diez y seis años, crecía de prisa como nunca antes lo había hecho, pues sobre su rostro se marcaban las primeras barbas y el bigote que  dejaba ver su sombra en su rostro de niño.

Entonces con el cantar del gallo, se levantaba su perro de nombre “Simón”, como un rito que se repetía cada semana; se estiraba lentamente para quitarse el pesadez del sueño, sacudir con fuerza su cuerpo e ir donde estaba mi hijo, lamer su rostro y despertarlo.

Entonces los dos se  miraban con alegría, mientras Simón lanzaba sus grandes orejas hacia atrás, mecía su cola como si fuese una hélice en pleno vuelo, mi hijo saltaba de la cama y se vestía de prisa con la indumentaria deportiva que había dejado preparada la noche anterior; mientras se dirigían a la cocina para calentar un jarro con café negro comentó, - hace frio esta mañana y creo que sopla el viento - . Apenas terminaban de ingerir un par de panes de cuajada y beber la aromática bebida, se disponían a iniciar la aventura de correr por los maravillosos pero enigmáticos senderos de TULCÁN.

Leer más:SIMÓN Y LOS DUENDES

Nuestra Tienda

Compra en:

Contador de Visitas

2110985
Hoy
Ayer
Esta Semana
La Pasada Semana
Este Mes
El Pasado Mes
Todos los días
3151
1962
8323
2089047
44731
55318
2110985
Tu IP de Conexión: 54.82.29.141
La Fecha: 2018-01-18
 
Copyright © 2018 © TulcánOnline 2015. All Right Reserve.
Partner of Joomla Perfect Templates