Frailejón 

Altivo centinela del Carchi,

enraizado como dardo caído del cielo,

amo y señor de las alturas,

para custodiar a los pueblos de mi tierra.

 

 

 

Imperturbable soldado de los andes,

Irreverente con tu melena al viento

teñida con los colores de la luna

entre aterciopelados gajos color plata.

 

Celoso protector de la natura.

con la misión de proteger a sus hermanos

venados, osos y conejos,

búhos, águilas y cóndores.

 

Capaz de llamar a la neblina

y cubrir el suelo con su manto

para volver invisibles a todos sus amigos,

mientras juegan libres por el campo.

 

Testigo del ir y venir inagotable

de los hombres y mujeres por sus feudos,

de verlos nacer, crecer y morir.

y acompañarlos respetuoso y en silencio.

 

Hermoso tesoro de mi tierra.

cual gallardo jovenzuelo que otea el horizonte,

discreto compañero de aventuras,

símbolo impertérrito del Carchi

 

Jorge Mora Varela