Yo declaro

Que luego de disfrutar los renglones transgresores,

de Nietzsche, Foucault y Bourdieu,

me permito tomar la libertad,

para poner en entredicho,

los dogmas del cura,

los saberes del maestro,

la sabiduría de mi pueblo;

esos que lucharon con pasión,

para que tatúe en las huellas de mí ser,

los mandamientos del deber y el no poder y me condenaron a:

 

 

Que debo saludar,

usar modales,

ser puntual,

creer,

orar,

estudiar,

hacer fila,

respetar,

sonreír,

perdonar.

 

Que debo esforzarme,

cuidarme,

abstenerme,

comportarme,

ejercitarme,

alimentarme,

inclinarme,

resignarme,

contentarme,

persignarme.

 

Que no debo desear,

ni envidiar,

ni confiar,

ni ambicionar,

ni mirar,

ni ostentar,

ni negar,

ni juzgar,

ni señalar,

ni dudar.

 

Que me condenaron:

a ser,

a temer,

a pagar,

a rogar,

a pedir,

a poner,

a dar,

a ofrecer,

a luchar,

a testimoniar.

 

Quiero    transgredir,

traspasar,

rotar,

romper,

volver,

mirar,

soltar,

desear,

vivir.

y recobrar mi libertad.

 

Jorge Mora Varela