LOS TRIBUNALES DE GRADO Y EL PRESTIGIO UNIVERSITARIO

LOS TRIBUNALES DE GRADO Y EL PRESTIGIO UNIVERSITARIO

En el proceso de graduación de los estudiantes, el ejercicio de la docencia universitaria me ha permitido observar nuestro desempeño académico profesional desde algunas perspectivas, pues he tenido la oportunidad de presidir los tribunales de grado, dirigir tesis y/o disertaciones, ser lector de los trabajos de titulación o ser un espectador de algunas defensas de tesis de grado de los estudiantes universitarios.

Por esta razón, me agradan los tribunales de grado universitario, donde sus docentes proponen la discusión del tema de investigación en los términos acordados en el plan de investigación y lo hacen con nivel universitario, con brillantez retórica, con fundamentos teóricos, científicos y/o tecnológicos.

jorge grado-01

De manera que el graduando le pueda mostrar al tribunal y a sus invitados las destrezas profesionales, discursivas, argumentativas, reflexivas y propositivas, con las cuales va a enfrentar su desempeño profesional en el mundo del trabajo o va a continuar con sus estudios de especialización o de otra índole en otros escenarios académicos de mayor nivel y/o exigencia, dentro o fuera del país.

PARA GOBERNAR SE DEBEN CREAR SOCIEDADES DE ODIADORES

En los primeros años del siglo XXI, tiene una inusual vigencia sobre todo para los países con líderes potentes, el libro titulado “1984”, del escritor inglés George Orwell.

 

PARA GOBERNAR SE DEBEN CREAR SOCIEDADES DE ODIADORES, FANÁTICOS Y ANALFABETOS FUNCIONALES.

 

En el año 1949 El inglés George Orwell, escribió la novela “1984”, inspirada en el modelo de gobierno impuesto por Lósif Stalin en la Unión Soviética, que consistía en mantener en la población una situación permanente de miedo, con la finalidad de lograr el control social, que controlada por el estado, funcione a su favor.

Estas sociedades que mantienen niveles socioeconómicos altos para los funcionarios del gobierno, grupos medios que buscan ascender y estratos bajos, a los que hay que controlar y manipular.

En los estados que han alcanzado un estado de bienestar, donde todo el mundo come y que potencialmente todos dispondrían de tiempo para pensar y reflexionar, se necesita distraer a la población mientras se los forma como grupos de odiadores, fanáticos y analfabetos funcionales, sin capacidad para pensar ni entender los signos de los tiempos de otra manera, sino que puedan reaccionar solo como han sido adoctrinados.

Estas personas no podrían desarrollar la creatividad, sino que vivirían entre la paranoia de la guerra política permanente y que sientan que no se puedan ganar, ni perder, que no puedan manejar el miedo si es que no está el líder que los pueda salvar.

EL ECUADOR DEBE ENCONTRAR UNA TERCERA VÍA

A una semana de la realización de la Consulta Popular del 4 de febrero de 2018, el futuro de los ecuatorianos en el inmediato plazo parece enfocarse en poderle ganar o no a Rafael Correa.

 

EL ECUADOR DEBE ENCONTRAR UNA TERCERA VÍA

 

Como si fuese sacada de una tragicomedia latinoamericana, los ecuatorianos hemos reducido la Consulta popular del 04 de febrero del año 2018, en una lucha entre ganarle a Correa  y reservar una vez más la palestra política de los ecuatorianos a las viejas y gastadas figuras de nuestro circo político electoral donde los tradicionales actores puedan montar una vez más su viejo espectáculo con un reparto archiconocido de los Lasso, Viteri, Nebot, Bucaram, Moncayo, Gutiérrez, Noboa y algunos otros figurantes de menor estatura y protagonismo.

O que gane Rafael Correa y que se convierta en el virtual futuro presidente de los ecuatorianos y se vuelva a instalar victoriosa la “Revolución Ciudadana recargada” versión correísta, hasta la muerte del titular, como lo fueron en la historia del mundo en su momento: Lenin y Stalin en la URSS, Mao en la China o Kim Jong de la Korea del Norte.

Presidente Moreno ¿A dónde va el Ecuador?

La sensación que tengo del Ecuador,  desde que asumió el mandato el presidente Lénin Moreno, es la misma que sienten los hinchas del equipo de futbol profesional, cuando afirman “EL EQUIPO NO ESTÁ JUGANDO A NADA”

 

PRESIDENTE MORENO ¿A DÓNDE VA EL ECUADOR?

jorge-matriz productiva2

Mientras en el Ecuador debate con pasión y con estilo circense, una serie de asuntos menores, me ha llamado la atención un par de personajes de la historia de los siglos XVII y XVIII.

El primero, Jean Baptiste Colvert, ministro de las finanzas del Rey Sol Luis XIV de Francia (1665-1683), que hace más de 300 años:

Implementó con éxito para los intereses de su país, la política de comprar productos básicos a bajo costo y producir productos exquisitos para la exportación, con la fama que perdura en el tiempo, por los atractivos niveles de venta a nivel mundial, el de ser los mejores y carísimos, que nacieron para sostener el costo del absolutismo monárquico del momento.

El segundo, el diplomático, economista, periodista, político, abogado y militar argentino Manuel Belgrano en el año 1795, hace más de 200 años proponía por ejemplo:

Que las tierras que no están siendo explotadas deben ser entregadas a quien desee trabajarlas y debe tener el apoyo del estado.

Sugería que su país no debería exportar materias primas, sino que debe hacerlo después de transformarla, sostenía que quien exporta su producción primaria, provoca altos niveles de desocupación local y por el contrario se genera trabajo y riqueza en los países que las compran. Hace más de dos siglos les decía a los argentinos: ¡No exportemos cueros, exportemos zapatos!

Reconocía al docente como el funcionario más importante del estado y sostenía que es quien debería tener el mejor salario del estado.

Más artículos...