A la ciudadanía tulcaneña, presento mis disculpas por la manera grosera y grotesca de presentar el comentario respecto al aspecto de la plaza principal de la ciudad de Tulcán.

 

LA CARA DE TULCÁN EXIGE UN CAMBIO EXTREMO

Luego de más de medio siglo de haber destrozado de manera irreversible el rostro republicano de la plaza principal de la ciudad de Tulcán y la triste normalización de una facha fea, descuidada e incompleta, deseo llamar a la conciencia ciudadana y esta vez de manera grosera y por ello presento mis disculpas, para ver si una vez por todas las nuevas autoridades de la ciudad, sus fuerzas vivas, los grupos con capacidad económica o productiva o la población civil, pueden revertir y embellecer el rostro de la Capital de la Provincia del Carchi.

En la década de los 90 del siglo pasado, migré de mi ciudad y como la mayoría de coterráneos, de vez en cuando nos es grato volver a casa, a nuestra tierra, a nuestras calles, a disfrutar de los amigos.

Sin embargo, NO puedo acostumbrarme a volver y encontrarme con el rostro de mi ciudad, de Tulcán que adolece de un proceso de deterioro crónico, que habla mal de sus responsables y de sus habitantes. En las páginas de @TulcanOnline, hemos llamado la atención de la ciudadanía, para revertir esta tendencia, esperando que la población se percate, observe y se duela de una situación que de tan cotidiana se volvió normal y por ello invisible.

Entonces deseo hacer un símil de cómo veo a mi ciudad:

No es posible permanecer indiferentes a esta situación, que contrasta con la capacidad de embellecer otras ciudades y pueblos de nuestra misma provincia y del país que lograron entender que el desarrollo de los pueblos nace desde su PARQUE PRINCIPAL y que tomaron las acciones pertinentes, para embellecer y dignificar a sus pueblos.

A veces nos escondemos en RAZONAMIENTOS como la falta de presupuestos, la crisis económica, los decretos de austeridad o cualquier argumento para esconderse y no actuar en consecuencia.

Existen una serie de posibilidades para mejorar el parque principal y su entorno, como:

  • La inversión pública,
  • La compra de los solares baldíos, para su edificación,
  • Los comodatos,
  • La venta de los inmuebles,
  • Las alianzas estratégicas con actores económicos o productivos, nacionales o extranjeros,
  • La donación, etc, etc.

Para edificar y completar el entorno de la plaza y debo puntualizar que la utilización de los predios en el parque principal como parqueaderos, AFEAN el rostro de la ciudad así como los edificios abandonados y con fallas estructurales graves, deben ser reemplazados.

Por estas razones creo que la Ciudad de Tulcán tiene la oportunidad, para construir una plaza principal y se entorno de manera inteligente, estética y digna de manera que podamos sentirnos orgullosos propios y extraños, solo así se podrá esperar que la capital de los carchenses pueda incrementar el número de visitantes y alcanzar el desarrollo comercial o turístico que tanto esperamos.

 

Jorge Mora Varela