26 DE MAYO DE 1971, PERFIL DE LA IDENTIDAD CARCHENSE.

 

¿Por qué revivir, analizar y valorar la gesta del 26 de mayo de 1971?

¿Cuáles son los elementos de aquel gesto de rebeldía, que los carchenses debemos apreciar, e identificar como propios?

Estas interrogantes me han acompañado desde mi infancia, porque fueron esos días de lucha, que dejaron en la memoria carchense un sentido de identidad determinada por características propias de quienes nacimos en la Provincia de Carchi como aquellas de no claudicar, de estar dispuestos a dar la vida por la defensa de nuestra identidad, de exigir el respeto a nuestros derechos colectivos y comunes plasmado en la frase inolvidable:

“Con el Carchi no se juega”

 

 

Entonces el 26 de mayo de 1971, definió perfectamente el perfil del carchense como:

 

  • Hombres y mujeres valerosos
  • Símbolos de rebeldía
  • Cuna de mártires olvidados
  • Pueblo unido en las protestas populares
  • Constructores de la historia con su trabajo y con su propia vida
  • Ejemplo vivo de valores ciudadanos

 

Por eso pido con fervor patriótico a las autoridades pertinentes:

 

  • Visibilizar las huellas del glorioso “26 de mayo de 1971” en documentos escritos, digitales y en los monumentos pertinentes.
  • Recabar para la memoria colectiva los nombres de los principales actores de esta vivencia cívica.
  • Incluir en la formación académica de las escuelas y colegios de la Provincia del Carchi de manera obligatoria “La gesta del 26 de mayo de 1971” como pilar fundamental en la formación de la “Identidad Carchense.

"Viva el 26 de Mayo"

"Viva el pueblo carchense"

"Vivan los héroes anónimos de este grito de rebeldía"

 

Jorge Mora Varela