CUANDO UNA MADRE SE VA

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Para los hijos, la muerte de su padre o de su madre es un acaecimiento singularmente doloroso y difícil de asumir, porque este hecho natural que permite reconocer la transición y levedad de la vida, al tiempo les a hereda a cada uno la misión de ser la cabeza de su propio entorno familiar.

CUANDO UNA MADRE SE VA

Los hermanos habían acordado reunirse aquel domingo para arreglar la casa de la madre ahora ausente, para prepararla de la mejor manera posible para que su padre pueda seguir con su propia existencia, solo, luego de muchísimos años de hacer la vida con la compañera de toda la vida.

La casa y sus cosas eran la historia viva de la familia, cada elemento, sus formas, su ubicación, hablaban solas de toda una filosofía de vida, una particular manera de articular las expectativas y los sueños, el tesón y la constancia, los proyectos y las realizaciones, los momentos de alegría, los de incertidumbre y los de tristeza de ese grupo familiar.

Toda la historia de la familia se había congregado en el mismo momento y lugar como si hubiese llegado el momento del juicio final y entonces comenzaron a fluir las sensaciones encontradas, como las de agobio e impotencia por la ausencia de uno de los íconos de esa familia y que comienza a hacer sentir el peso de su condición de ser irreparable y definitiva.

La nostalgia, por aquellos momentos que a partir de ese instante pasan a ser parte de la memoria familiar, los recuerdos que van dando sentido a la historia de cada uno de sus integrantes, el compromiso por asumir como propio los modos y maneras que fueron el pan de cada día de esa familia y que en ese instante vive el ineludible alfa y omega, no exento de dolor, pero pleno de orgullo, de pertenencia y de identidad.

Entonces tiene razón el filósofo francés Jean Paul Sartre cuando afirma que "Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros".

Y ese es el designio de los pueblos sus familias y sus integrantes, ser testigos del comienzo y del fin de la vida, con la sagrada misión de preservar su cultura, sus maneras y sus modos y  con ello eternizar la memoria de sus padres y con ella la huella identitaria de sus pueblos.

Jorge Mora Varela

 

 

Contador de Visitas

1997324
Hoy
Ayer
Esta Semana
La Pasada Semana
Este Mes
El Pasado Mes
Todos los días
975
2292
3267
1979795
49899
64348
1997324
Tu IP de Conexión: 54.162.166.214
La Fecha: 2017-11-21
 
Copyright © 2017 © TulcánOnline 2015. All Right Reserve.
Partner of Joomla Perfect Templates