¿EL CARCHI AÚN ES PARTE DEL ECUADOR?

 

Es una pregunta estúpida, pero dada la ausencia absoluta del ejecutivo en la celebración de los 138 años de provincialización del Carchi y que denota la inoperancia del estado en la generación de políticas adecuadas y efectivas que solucionen los problemas que se han vuelto crónicos en la provincia de frontera, me permito titular este artículo de manera provocatoria.

El detalle de la NO presencia del ejecutivo en la celebración carchense la hizo notar el Presidente de la Casa de la Cultura Núcleo del Carchi, el Sociólogo Ramiro Almeida en la presentación del libro "ALEJANDRO R MERA" – Ensayo histórico biográfico, del escritor tulcaneño Wilson Mera Carrera, en el evento académico realizado en la Matriz de la CCE en la Ciudad de Quito, ante la presencia de un nutrido y distinguido grupo de personajes relevantes de la Provincia del Carchi.

Coincido con la apreciación de Presidente de la CCE Núcleo del Carchi, cuando afirmó que el pueblo carchense SI le ha aportado, le aporta y le aportará al país de manera significativa.

Y me permito subrayar que el Carchi le contribuye al Ecuador en aspectos fundamentales como en el económico, intelectual, artístico, laboral, deportivo, cultural y cualquiera de las áreas donde se pueda contribuir con sus recursos naturales, intelectuales, financieros, creativos o de cualquier índole.

Por ello la extrañeza y el enojo de los concurrentes, al hacer notar la ausencia del poder ejecutivo en los actos de celebración de los 138 años de vida provincial del pueblo carchense y que evidencian la ausencia efectiva, inteligente y oportuna del estado ecuatoriano en el Carchi, por esta razón sostengo que el Slogan: "El Gobierno de todos", en el la jurisdicción carchense, es solo una frase vacía, sin sentido.

Sin embargo las altas autoridades del país siempre están prestos a los viajes internacionales, a firmar acuerdos inútiles, a ofrecer espacios y empleo a personas ajenas, a incrementar la deuda, para tapar los errores y horrores de otros, a hipotecar el futuro de nuestros hijos, mientras admiran paisajes lejanos, exóticos, para desentenderse de sus propios pueblos.

Hasta que estos se cansan, se levantan y toman la decisión de hacerse escuchar a cualquier precio, por cualquier método, sino recordemos los paros carchenses de la segunda mitad del siglo XX, que le dio la fama de pueblo rebelde, indómito y al cual había que temer por la fuerza de sus protestas.

Todo esto, ante la indiferencia de los grandes medios de comunicación ecuatorianos, que al parecer estuvieron preocupados en temas banales, que sirven para incrementar el rating, al hacer el juego a las transnacionales de la información que apostaban a entretener a las masas irreflexivas, al comparar que es más popular: el 19 de noviembre “día internacional del hombre” o el 19 de noviembre “día del retrete”.

Y así nos va.

 

Jorge Mora Varela