Baño de Humildad en la Vuelta del Zorro 4ta edición.

La Vuelta del Zorro 4ta edición, carrera que merece estar entre las top de competencias del MTB Ecuatorianas por su nivel de organización, su espectacular recorrido, sus buenos premios y sobre todo porque se corre en la tierra meca del ciclismo del país: Tulcán – Carchi - Ecuador.

Lamentablemente no vi a los campeones del Instagram, ni a los campeones del Facebook en línea de partida. Solo vi ciclistas.

  • Vi ciclistas berracos, guerreros, duros, dispuestos.
  • Vi ciclistas de corazón.
  • Vi ciclistas en el podio que se llenaron las piernas de kilómetros y no de likes.
  • Vi más ciclistas y menos actrices.
  • Vi más ciclistas y menos actores.
  • Vi más ciclistas y menos pose.
  • Vi campeones de nombre, de renombre, de tradición y de raigambre que dejan en alto el verdadero sentido del ciclismo.

No vi a los campeones de otras provincias, pues me temo que aquí sabrán que no están para cosas grandes.

No vi a los influencers de las redes, pues me temo que aquí les mermara su pedestal.

No vi a las campeonas de la aventura, pues me temo que correr aquí será una no muy buena aventura.

¿Y los likes y las fotos y la pose qué? Está bien, al final uno hace con su vida lo que le venga en gana y publicitarse como la última cerveza del estadio no está mal. Lo malo es engañar a empresas, auspiciantes y sponsors vendiéndonos como los campeones que no somos.

¿Y a mí cómo me fue? ¡Me sacaron la p....!, Bueno, nos sacaron la p..... ¡Nada más ni nada menos que a 40 minutos de la primera pareja!

Ver ese nivel te da humildad, te da perspectiva y sobretodo equilibrio, te centra y te ubica.

Siempre creemos que ir a correr en otro país nos da status, caché, experiencia, roce.

Creemos que el césped del vecino es más verde.

Antes de ir afuera venga, venga para el Carchi que aquí le sacan el aire, sin que gaste tanto, le dan de comer rico, le dan medalla, le hablan cantado en su mismo idioma, le abrazan ... Y si no le sacan la cresta y hace podio en esta linda provincia, ahí sí está preparado para ir a correr en otros lados.

En fin, gracias Carchi, gracias Tulcán por forjar, formar y exportar ciclistas que si son ciclistas y hacer carreras que si son carreras.

 

Por: Arete Cobo