Entre ella y yo

Yo.- Ven al camino de mi piel en el crepúsculo. Otra vez y otra vez, la espuma del océano me hace dar cuenta que tus labios buscan con desespero el amor mío. Toma amada mía la visión de mis deseos.

 

Ella.- En este momento no puedo romper el fuego que se apodera de mi ser, para adueñarme de tu piel que desgarra el ardiente amor. ¿Qué puedo depositar en tu eternidad y placer?

 

 Yo.- Entonces que sea la magia quien se encargue de traerte furtivamente el alma para satisfacer el fuego que consume mis ganas de enredar mis dedos en tu cabello y accidentar mis besos en el delirio de tus dulces labios.

 

YOUR LOVE LIES

Behind us,
behind of all,
the stars are falling in pieces,
falling, falling without God’s love.

Your love lies,
and my heart bleeds,
your soul is darkness
when the rose want to be alive.

EN ESTA OSCURIDAD

Te encontraré abrazada a mí en esta oscuridad,
con esta música trágica de la existencia,
con este calor tan mutuo y de la eternidad,
con una mordida boca que la pasión presencia.

Me rodeaste el alma misma con tu cuerpo,
tan tibio, tan ligero, tan indefinible,
que en la profundidad del mundo donde duermo
resucitaron los fénix y existieron los imposibles.

CANCIÓN EN LA MADRUGADA

Los sueños de ti me despertaron al amanecer,
al florecer el saludo del sol con los sonidos del silencio;
y hasta me pareció verte como un ángel y resplandecer,
al parecer, como las estrellas divinas de todos los cielos.

Y fue la voz mirífica del misterio en tus labios
que de santos sabios tomó el verbo mágico,
para encantarme el alma por miles de años,
en años eternos de fuego divino y plácido.

Más artículos...